El Plomo en los Niños (Spanish)

El plomo es un metal pesado que ocurre naturalmente y que es tóxico cuando entra a nuestros cuerpos. Aunque el uso de plomo en pintura para casas, gasolina y tuberías de agua potable han sido ya reducidos o eliminados, los productos viejos y nuevos que contienen plomo pueden aún encontrarse en nuestro medio ambiente. Los productos pueden contribuir a causar un envenenamiento por plomo. Incluso en pequeñas cantidades el plomo puede dar como resultados problemas de salud. Todas las personas pueden ser afectadas por el plomo, pero resulta más peligrosos en los niños, especialmente los que son menores de seis años. 

  1. Efectos sobre la salud
  2. Fuentes de plomo
  3. Quienes deben ser evaluados 

MENORES DE EDAD

En los menores de edad, el plomo es más dañino cuando tiene seis años de edad o menos. Los niños crecen a ritmos muy rápidos – sus huesos crecen, desarrollan músculos más fuertes y crean muchas conexiones cerebrales. Cuando el plomo “está presente” en lugar de los nutrientes esenciales para hacer huesos, músculos y conexiones cerebrales, se pueden causar daños permanentes a la salud. Incluso a niveles por debajo de los estándares actuales, el plomo puede ser dañino y ser asociado con:

  • Discapacidades de aprendizaje dando como resultado disminución en la inteligencia (IQ reducido)
  • Trastorno de déficit de atención
  • Problemas de conducta
  • Daños al sistema nervioso
  • Incapacitación al habla y al lenguaje
  • Disminución del crecimiento muscular
  • Disminución del crecimiento óseo
  • Daño a los riñones

Los niveles elevados de plomo son una amenaza para la vida y pueden provocar convulsiones, pérdida del conocimiento y la muerte.

El Centro de Control de Enfermedades (CDC) ha establecido como punto de referencia 5 μg/dL (microgramos por decilitro). Este nivel no es considerado un nivel seguro, sino un punto de referencia para activar la acción de la salud pública. 

Se desconoce un nivel de plomo en la sangre en los niños que no llegue a ser un riesgo para algunos de los efectos adversos neurológicos. 

MUJERES EMBARAZADAS

En las mujeres embarazadas, existe suficiente evidencia que los niveles de plomo en la sangre materna (BLL) <5 μg/dL está asociado con una reducción en el crecimiento del feto o un peso bajo al nacimiento. El nivel BLL<10 μg/Dl está asociado con una disminución en el crecimiento posnatal. Y de manera concurrente el nivel de BLL <10 μg/dL está asociado con la reducción en la circunferencia de la cabeza, su altura u otros indicadores de crecimiento y retrasos de la pubertad.

RECURSOS ADICIONALES 

Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades – Para más información en los efectos del plomo a diferentes niveles.